Lab

Agamben propone la idea de profanar opuesta a consagrar. Las cosas sagradas pertenecían a los dioses y por lo tanto estaban sustraídas al libre uso de los hombres. Lo consagrado, sagrado, designaba lo que estaba fuera de la esfera del derecho humano. Profanar aparece como un gesto que busca devolver los objetos consagrados al uso común, colectivo. No respetar una separación rígida que condena a los objetos a no poder ser usados, solo consumidos.

Las salas se disponen como interfaces de producción para convocar momentos y espacios invisibles. Experimentar montajes de nuevas significaciones mediante intercambios colectivos. Producir mediaciones e interacciones a través de artefactos electrónicos desde una idea de cultura como red de dispositivos materiales y simbólicos que afectan, abren posibilidades, y al mismo tiempo transforman las capacidades de actuar intencionalmente sobre esa cultura.

Profanar la romantización del pasado y su presunta neutralidad para visibilizar fisuras e intervenirlas. Profanar datos, calcularlos. Proyectar códigos e informaciones. Indagar en la geografía de relaciones instituidas. Explorar(excavar) en diferentes estratos de discursos y referencias de nuestras prácticas estéticas y ponerlas en discusión.

Códigos profanos es parte de “Invisibles y Salvajes“, curaduría de Deatr3s (Raquel Minetti / Victoria Ferreyra)

Los proyectos realizados en el Museo Rosa Galisteo de Rodriguez de la ciudad de Santa Fe, son una experiencia de producción colectiva de:

Laura Benech
Nicolás Prus
Evelin Heidel
Cátedra de Computación Gráfica de la FICH- UNL: Prof. Nerstor Calvo. Alumnos: Emanuel Canavesio, Guido Bracalenti, Cecilia Serafini
Integrantes proyecto Roboticlaje
Alumnos y exalumnos de nivel medio esc. de Artes Visuales “Prof Juan Mantovani” : Thea Delfina Lucero Frías, Lola Orge Benech, Facundo L Santos Aguero, Martina Bravorovsky, Lucia Tell, Gerarda Delfina Lucero Frías, Carmela Marguello, Pilar Alarcón, Stella Ticera.

(**) Destacamos y agradecemos la colaboración de Martín Bayo y Martín Morales en la resolución técnica de la caja con archivos para llevar en pendrives.

El sitio web, editado por Laura Benech y Nicolás Prus documenta y expande la experiencia en el Museo.